914 49 57 73 motoserpak@gmail.com Horarios: L-V de 08:00h a 14:00h y 16:00h a 18:00h

Las motos de aventuras. En el imaginario son grandes, altas, robustas, pesadas y están listas para devorar kilómetro tras kilómetro. Cuando pensamos en ellas, vienen inmediatamente a nuestra mente imágenes del París-Dakkar o de rutas que abarcan continentes enteros.

Pero las mismas características que las hacen deseables para un uso intensivo on y off road las convierten en máquinas intimidantes para conductores menos experimentados (o incluso bajitos). BMW se ha dado cuenta del potencial de este mercado y su respuesta es la nueva G310 GS.

BMW G310 GS

La fórmula es sencilla: traer una versión más pequeña (y asequible) de su icónica 1200 GS. En vez de ofrecer un motor bóxer -que es casi una seña de identidad en el fabricante bávaro-, la pequeña todoterreno calza el mismo monocilíndrico presente en la nueva naked más pequeña de BMW: la G 310 R.

A primera vista, es evidente que trae la misma ‘genética’ que sus hermanas mayores, campeonas del Dakkar. Y las prestaciones son muy satisfactorias, considerando el formato pequeño: ABS de serie, 34 caballos a 9.500 revoluciones (con un máximo de 10.500), par de 28 Nm. Sumados a sus 169 kilos, le permiten alcanzar una velocidad máxima de 143 km/h y unos consumos de 3,3 litros cada 100 kilómteros.

Ligera, alta y potente, las horquillas invertidas o los ajustes en el árbol de levas directamente heredados de las superdeportivas de 1.000 cc de BMW, la G 310 GS permitirá esquivar el tráfico urbano con facilidad y agilidad.

Además, al ser una GS, las rutas sin asfaltar no supondrán ninguna dificultad para esta pequeña moto. Quizás no la veas en circuitos de motocross, pero BMW ha dado en el clavo con acercar la libertad que supone una todocamino al gran público.

De momento, el precio aún está por determinar; pero siendo una BMW, probablemente ronde los 6.000 euros nueva. Bueno… quizás no sea inmediatamente para ‘el gran público’, pero poco después de su lanzamiento, se podrá encontrar de segunda mano.

BMW por su parte, sabe que las GS hacen unos magníficos lienzos en blanco para modificar con accesorios. De momento, la moto saldrá a la venta con 15 opciones adicionales, desde baúles de carga hasta un enchufe de 12 voltios o puños calefactables.

BMW G310 GS

Y en cuanto a colores, viene con el clásico azul sobre blanco de las BMW de competición, pero también son opcionales el rojo o el negro.

Por supuesto, en Moto Serpak estaremos encantados de equipar tu flamante nueva GS para dejarla a punto para todas vuestras aventuras.